!Atrevete: yo poseo un revolver!

By Cristina Merino

Una banda de forajidos llega al hogar de una familia en busca de un hombre. Gunther, el líder de l. a. banda, cree que este hombre les traicionó tras un robo. Es el comienzo de un largo viaje que les llevará hasta el resto del dinero y al verdadero traidor... Un comisario obsesionado por darles caza, tres hombres unidos por l. a. codicia, una joven ingenua, un misterioso hombre de ethical ambigua y una muchacha sedienta de venganza se unirán a Gunther y su banda en un pueblo del oeste llamado Redención.

Show description

Preview of !Atrevete: yo poseo un revolver! PDF

Best Action books

Bloodline (Sigma Force)

In an exciting masterwork that might make you reconsider your perceptions of existence and loss of life, big apple instances bestselling writer James Rollins takes you to the sting of medication, genetics, and expertise, revealing the subsequent evolutionary step forward: immortality. Galilee, 1025. Infiltrating an historical fortress, a Templar knight uncovers a holy treasure lengthy hidden in the fortress's labyrinth: the Bachal Isu -- the workers of Jesus Christ -- a helpful icon that holds a mysterious and terrifying energy that can provide to alter humankind without end.

Amazonia

The Rand clinical excursion entered the plush desolate tract of the Amazon and not back. Years later, one in every of its individuals has stumbled out of the world's such a lot inhospitable rainforest--a former particular Forces soldier, scarred, mutilated, terrified, and mere hours from dying, who went in with one arm lacking .

The Judas Strain: A Sigma Force Novel

Ju·das pressure, n. a systematic time period for an organism that drives a complete species to extinction manhattan occasions bestselling writer James Rollins returns with a terrifying tale of an old threat reborn to plague the trendy international . . . and of an very unlikely wish that lies hidden within the such a lot surprising position possible: in the language of angels.

Solitary: Escape from Furnace 2

Alex attempted to flee. He had an ideal plan. He used to be nearly loose. Even felt the cool, fresh air on his face. Then the canine got here. Now he is locked in a spot so gruesome―so hellish―that get away does not even topic. He simply desires to continue to exist.

Additional resources for !Atrevete: yo poseo un revolver!

Show sample text content

Por qué no ha venido entonces solo, como convinimos? —Permita que le presente a Roger small screen television —dijo Stevenson, señalando al hombre que se sentaba a su derecha. Se trataba del hombre cuyos ojos parecían mirar con enfado. Gunther y small screen television se saludaron con un movimiento de cabeza. —Y a Richard Peckter. —Stevenson señaló ahora al hombre de rizado cabello castaño y ojos oscuros que entrara el primero de los tres. Se repitió el callado saludo. — Ellos ya están enterados de quién es usted y de todo este asunto. —¿Peckter? —Se sorprendió Gunther, mirando al hombre—. Zack nunca habló de un hermano —replicó. —Porque no tenía ninguno —se apresuró a decir Peckter—. Yo soy su primo. —Tampoco mencionó a ningún primo —apuntó Gunther, esbozando una sonrisa artful, pero su voz period fría. —Puede creerle, Gunther —intervino Stevenson. —No nos apartemos del hecho que nos ocupa —intervino small screen television. —Telly tiene razón —dijo Stevenson—. El caso es que… —El caso es que no ha respondido a mi pregunta —le interrumpió Gunther, fijando sus fríos ojos azules en Stevenson. Y repitió:— �Por qué no ha venido solo? Mike Stevenson aguantó l. a. gélida mirada que Gunther le lanzaba. No period tan alto como Gunther, pero sí mucho más joven y fuerte. Lentamente, y con solemne aplomo, contestó: —Porque también ellos quieren participar en esto. Peckter no perdió un primo para nada. Ni yo un hermano ni television tube un amigo. Queremos hacer justicia y queremos l. a. parte que nos corresponde. Tanto Zack como Harry perdieron l. a. vida por ese botín y ni yo ni estos dos vamos a permitir que usted se quede con lo que les correspondía a ellos. Creo que está suficientemente claro. Peckter y small screen television asintieron. Pensativo, Gunther también. *** El cepillo sobre el cuerpo del animal producía un sonido áspero, característico. El caballo negro giró suavemente el largo y musculoso cuello y miró al hombre que, con ahínco, lo cepillaba. —¿Qué miras? —le preguntó Daniel, volviendo a subir el cepillo para frotar de arriba a abajo el lomo, en movimientos largos y firmes. — �Te gusta, verdad? Sí que te gusta… El caballo movió sus orejas negras hacia delante al oírle hablar, luego olisqueó el suelo del establo, un recinto que su orgulloso dueño había construido sólo para él. —Sí —seguía hablándole Daniel, claramente satisfecho—. Eres un buen muchacho. Muy bueno. Pero, �sabes? —se llevó los angeles muñeca de los angeles mano con los angeles que asía el cepillo para enjugar una gota de sudor en su frente—: me llevas demasiado trabajo. —Al fin lo reconoces —dijo una voz conocida a su espalda. Daniel sonrió sin volverse, comenzando de nuevo a cepillar al animal. Elisabeth entró en el establo, mientras agregaba: —Vengo por el cubo… Danny, a lo mejor te gustaría ayudarme a lavar esa tonelada de ropa que me trajo l. a. señora Johnson esta mañana… —Vamos, Eli. Sabes que no necesitas hacer ese trabajo. —Pero sí el dinero. Daniel se volvió a mirarla, dejando por un momento lo que hacía. Sus miradas se cruzaron en silencio. Él dijo al fin: —No quiero discutir ese tema otra vez. Te lo dije: no voy a vender el caballo.

Download PDF sample

Rated 4.95 of 5 – based on 8 votes